divendres, 4 de novembre de 2022

SMI. Necesario consenso


Anuncia la ministra de trabajo que “sí o sí” va a subir el salario mínimo interprofesional y la verdad es que me parece una buena noticia, salvo porque pienso que hacerlo “sí o si” es poner la decisión fuera del consenso entre todos los agentes sociales en la mesa de diálogo.

El SMI y su cuantía es fruto de una decisión política y que es lo mínimo que un ciudadano necesita para sobrevivir que, en el caso de España, es el resultado de aplicar el 60 % al salario medio; lo mínimo que un trabajador cobrará a jornada completa en condiciones homogéneas, y que deberá ser la decisión consensuada entre Administración, Patronal y Sindicatos.


Cabe contemplar el escenario de la falta de consenso, por lo que el Gobierno debe decretar el obligado cumplimiento para todos los que perciben una retribución, venga esta de donde venga, no perciban una retribución menor.


Si la patronal debe cumplir con ese posible decreto retributivo sería nomal que el Estado también lo aplicase a todos aquellos que perciben alguna retribución del propio Estado, y cuando digo todos, digo todos, desde los pensionistas hasta los que perciben alguna cantidad a manera de prestación.


De todos modos insisto que definir el SMI, así como su cuantificación, debería ser slgo consensuado para evitar que sea un factor de confrontación social, pues hacerlo de manera unilateral se podría utilizar como un argumento para romper el diálogo y precarizar el empleo y la contratación, pues no podemos obviar el hecho de que quien contrata, cómo contrata, a quien contrata y las condiciones de contratación es el empresario.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada