dimarts, 15 de novembre de 2022

Resolviendo conflictos

He dedicado gran parte de mi actividad profesional a la mediación, especialmente en el campo laboral


He asistido a muchas sesiones sobre mediación.
 

He dado clases de formación, charlas y seminarios sobre mediación.

He participado en multitud de mesas de mediación.

Y mi experiencia me ha hecho concluir que para mediar no existen manuales, sino que el éxito de una mediación está basado en la habililidad de la persona encargada de acercar posiciones en la discrepancia, pero sobre todo en su percepción personal y, en muchos casos, de su intuición y su experiencia.

Es cierto que conocer todo lo que rodea realmente un conflicto es necesario, pero lo que ayudará al mediador será ver con perspectiva sus singularidades.

Pero repito, no hay guía protocolaria para afrontar una mediación, pues cada caso es diferente y necesita una actuación particular.

Más de 40 años mediando, conciliando y negociando en el ámbito público y privado me permiten emitir opiniones experimentadas sobre muchos casos que, teniendo paralelismo con otros, no pueden tener el mismo tratamiento.

Por ello me molesta sobremanera ver como algunos intentan aprovechar el futuro de la resolución de conflictos para etiquetarla como profesión reglada administrativamente, creando “escuelas (?)” para impartir masters especializados, por ejemplo, y organizando asociaciones o colegios para controlar el ejercicio de la mediación.

Por diferentes motivos he “soltado lastre”, ni tan sólo acudo al Tribunal Laboral de Catalunya, y salvo algún asesoramiento personal no medio en ningún caso que requiera atención especial, aunque sigo pensando que sólo la práctica y la habilidad personal, que no lectiva, garantizan el éxito en la resolución de un conflicto desde la mediación.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada