dimecres, 9 de novembre de 2022

Principios y valores


No es lo mismo, aunque algunos intentan confundir ambos conceptos, y justificar así actuar sin Unos principios realmente sólidos.

Bajo mi modesta opinión, los principios son monolíticos y no admiten injerencias externas, por lo menos así es en mi caso, pues una vez adquiridos en conciencia marcan la hoja de ruta de nuestra vida.


Por todo ello creo que no tiene sentido aquella frase, que se atribuye erróneamente a Groucho Marx, de ”estos son mis principios, pero si no les gustan, yo los cambio", porque los principios no son negociables.


Otra cosa son los valores, que sin duda se deben adaptar a las situaciones coyunturales del momento, aunque sin vulnerar los principios, y ahora que está tan de moda, considerando los principios como un elemento estructural de nuestras actuaciones.


Yo adquirí mis principios de vida muy joven, asumiendo conscientemente un decálogo también impulsado por mi padre, hombre de ética amable, donde se daban cita todos aquellos preceptos que respeté y sigo respetando en la actualidad, y sin ser consciente de que lo hago, pues una vez tatuados son indelebles y pasan a formar parte de la idiosincrasia de cada uno.


Creo que sería bueno hacer pedagogía, y transmitir la necesidad vital de adquirir y mantener principios y valores a la juventud pues, junto al libre albedrío, la libertad y el respeto son las herramientas indispensables para consolidar la plena y sana convivencia.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada