divendres, 11 de novembre de 2022

Indignado por la reforma del delito de sedición


Escuchaba al Presidente de la Generalitat de Catalunya manifestando, con oronda satisfacción, por la modificación que presenta el Gobierno del delito de sedición.

Y lo hace antes de que el Gobierno presente la iniciativa legislativa en el Congreso; y si a eso se une que no lo pasan por el Consejo de Ministros, para evitar el informe del Consejo de Estado, realmente huele mal, pues es otro paso para mostrar la supeditación al independentismo catalán, así como interferir en el poder judicial.

Desde luego los argumentos que ha presentado aragonés para defender y alabar esa modificación son dignos de mención, como también deberían ser dignos de descalificación por parte del presidente del gobierno las manifestaciones de Aragonés cuando afirma que esa modificación eliminará la represión que ejerce el Estado sobre Catalunya, algo que siendo falso, merecería que el presidente del gobierno debería desmintiese de manera vehemente taxativa.

Y no debe obviarse el apartado de los compromisos públicos que adquirió Pedro Sánchez con los españoles sobre este tema, negando en varias ocasiones que eliminaría ni reformaría el delito de sedición.

Desconozco cuántos “españoles independentistas” hay en Catalunya, pero de lo que estoy seguro es que la mayoría de los españoles no la aceptamos ni creemos que deba modificarse el Código Penal.

Y desde luego no es legítimo, y yo me atrevería a afirmar que tampoco es honrado intentar manipular la opinión pública, “homologando” ese delito a la legislación existente en diferentes países de la UE, algo que es falso.

Creo que esta reforma tiene tanto calado como para merecer un pacto de Estado, y el PSOE debería exigir al Gobierno que atendiese al sentir mayoritario de la sociedad, siendo permeables a lo que piensan la mayoría de los 47 millones de españoles.

Desde luego, como catalán, ante este episodio de sometimiento del Presidente del Gobierno a ERC, ratifico mi decisión de no apoyar candidatura alguna de alguien que miente para mantener el poder.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada