dimarts, 11 d’octubre de 2022

12-O, pues yo sí lo celebro


Según ellos los españoles debemos hincar la rodilla ante aquellos que habitaban los territorios a los que llegó Colón en 1492, y pedir perdón por el genocidio allí cometido. Obvian mencionar que, si genocidio es la destrucción sistemática de un grupo racial, étnico, religioso o nacional, y si este se hubiera llevado a cabo, no podrían exigir compensaciones.

Lo primero que deberían hacer estos ultranacionalistas de ultramar, supuestamente víctimas de genocidio, es preguntarse cómo hubiesen actuado otros “descubridores” de otros países. Seguro que igual o peor, pues la conquista de territorios y riquezas era el modo en que todos los reinos, desde todos los tiempos, adquirían más poder.

Y los españoles ultranacionalistas de interior, que también se posicionan por el perdón, deberían también exigirlo a daneses, noruegos o suecos por haber incitado a los vikingos para devastar pueblos gallegos, o a los italianos por la conquista romana, sin olvidar a griegos o árabes.

Y ya que estamos, exijamos a británicos por sus acciones genocidas en Tasmania o en EEUU. 


¡Sí!, todos a pedir perdón por haber colocado a esos pueblos “conquistados” a la altura de la civilización, y sí, utilizando la religión de los conquistadores, que aun siendo cruel, no estaba a la altura de los sacrificios humanos que allí se llevaban a cabo.


Ni reconocimiento, tal y como lo interpreta y podría exigir el ultranacionalismo “conquistador”, ni perdón como exige el ultranacionalismo de los “conquistados”, simplemente se debería contemplar como un hecho histórico acaecido hace 500 años  en el natural contexto de la época, y del que como español no tengo nada que recriminar, sino todo lo contrario, y que me permite celebrar este día con total satisfacción.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada