diumenge, 14 d’agost de 2022

Objetivo policial; 0 denuncias

Recuerdo la cara de sorpresa cuando un responsable de la Policía me mostraba orgulloso el número creciente de denuncias y actuaciones en comparación al año anterior y yo le dije que, a mi modo de entender, la eficacia policial debería calibrarse con un objetivo totalmente en contra, y acercarse cada vez más al cero pues la labor policial no debería ser coercitiva, sino preventiva.

¿De qué le vale detener a quien comete un delito de sangre, por ejemplo, al que lo ha sufrido directa o indirectamente, sino es por una cuestión de “satisfacción personal” y/o de justicia?  

¿No sería más “justo” y productivo haber actuado para evitar la comisión de ese delito?

¿No es más deseable un bien control policial en zonas específicas y con potencial negativo, que un accidente por conducir en estado etílico o bajo efecto de las drogas?

Claro que entiendo que una actuación policial mediática se produce, por ejemplo, con una gran detención, y que una acción preventiva es mucho más difícil de explicar y visualizar, pero creo que ahí reside la grandeza de la labor policial; en la prevención.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada