dissabte, 13 d’agost de 2022

Empatía policial

Uno de los elementos más eficaces para que la policía alcance sus objetivos con la mayor eficacia posible es mantener un gran nivel de empatía con la población, pues solo así se consigue la necesaria e indispensable complicidad y connivencia.

Por eso, cuando asumí la responsabilidad de la seguridad de la ciudad, hace ya unos años, manifesté que mi primer objetivo era recuperar aquella empatía que se había perdido entre agentes y ciudadanos, y para ello iba a dar la vuelta a la Policía Local, como si de un “calcetín se tratara”

Me atreví a marcarme ese reto porque sabía de la profesionalidad de la plantilla, sobradamente demostrada, creando nuevos servicios más próximos a las inquietudes de los vecinos, nuevas incorporaciones y algunos cambios organizativos, haciendo visible que la policía está al servicio del ciudadano y no el ciudadano al servicio de la policía.

Lamentablemente, hace un tiempo que la policía vuelve a ser mirada con cierto recelo (solo hace falta observar las redes sociales), a pesar de que sigo afirmando que la profesionalidad de la mayoría de agentes, mandos y jefes es indiscutible.

A manera de reflexión y acudiendo al trabajo de publicación que estoy haciendo, recopilando situaciones vividas durante mis 8 años como Regidor del Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols, me atrevo a pedir que no se ceje en el empeño de hacer esfuerzos para valorar y recuperar esa necesaria empatía a la que hago referencia como valor intrínseco, que no añadido, eliminando actitudes personales que desvirtúan la gran calidad de la Policía Local de Sant Feliu.

Los profesionales de la Policía y lo ciudadanos nos lo merecemos.

 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada