dijous, 9 d’abril de 2020

Ruines


Dice la RAE que insultar es ofender a alguien con palabras o acciones, lo que puede traducirse como que el insulto es un adjetivo que no se corresponde con la realidad.

Siempre intento huir del insulto, prefiriendo clasificar y definir a una persona de acuerdo con su manera de ser o actuar, aunque el adjetivo le pueda resultar cruel y doloroso, por ello, en este caso, llamar ruines a aquellos que se alegraron cuando saltó la noticia de que Turquía había retenido material sanitario, específicamente respiradores comprados por las CCAA de Castilla la Mancha y Navarra (se olvidaron de decir que también Catalunya era una de las CCAA afectadas), no se puede considerar un insulto pues también, según la RAE, ruin es ser “vil, bajo y despreciable”, y para estos personajes es una adjetivación totalmente contrastada.

Son seguidores del más rancio radicalismo soberanista, actuando como acólitos de aquellos que se mueven en la psicopatía más profunda. ¡Porque se ha de ser psicópata para poner palos en las ruedas en una situación de emergencia como en la que nos encontramos, con miles de muertos en la “mochila”!.

A la noticia de la retención del material y la posterior afirmación de la Ministra de Asuntos Exteriores informando que el material ya no estaba incautado, la reacción de estos ruines fue la burla, la mofa, el insulto y el intento de ridiculizar al Estado español, permitiéndose el lujo de exigir la intervención de la Legión para recuperar el material incautado, demostrando que su ruindad se mueve en el terreno del ejercicio y/o la provocación de la violencia, en clara muestra de incompetencia, pues la violencia es el último recurso del incompetente.

Pero es que además intentaron buscar paralelismo y culpabilidades sin sentido con el “supuesto conflicto territorial” entre Estado, Catalunya y Euskadi, demostrando que les importa muy poco el estado de emergencia en el que nos encontramos, y lo que es peor, la salud de los ciudadanos y ciudadanas, en una ruin falta de respeto hacia las víctimas

Ahora que el material sanitario incautado en su momento por Turquía ya está en territorio español, y que la apuesta por la vía diplomática anunciada por la ministra ha sido la efectiva, por decencia deberían reconocer que estaban equivocados, como ocurre en la mayoría de las ocasiones, y se dedicaran a aunar esfuerzos en este combate contra el coronavirus.

Si no es así, que dejen de poner palos a las ruedas y simplemente que callen y se queden en casa.


Cap comentari:

Publica un comentari