dimarts, 14 d’abril de 2020

¿España nos mata?


Quería suponer, desoyendo a quien lo conoce personalmente, que era normal que, en aquella entrevista del mes de enero donde Oriol Junqueras sacó de lo más profundo de sí mismo aquel “una mierda, una puta mierda” con el que ponía de manifiesto un odio cerval hacia el estado español, que era la cárcel y la frustración de no ser investido eurodiputado lo que ponía de manifiesto su inusitada agresividad.

Pero el artículo de La Vanguardia muestra la imagen más dura del independentismo, demostrando que aquella llamada a la paciencia y al diálogo que defendía Junqueras, no era más que un disfraz de falso buenismo para venderse como la pieza clave e imprescindible para finalizar con aquello que denominan “conflicto” catalán, y que ellos mismos han creado.

Odio y sectarismo es lo que proyecta ese artículo que, utilizando la mentira de la insinuación rastrera, pretende clasificar de crueldad las actuaciones del Estado ante la crisis del coronavirus, y así poder cambiar aquel “España nos roba” con el que han sobrevivido indecentemente, con el aún más indecente “España nos mata”.

Pero por mucho empeño y esfuerzo que dediquen, no lograrán desviar la atención sobre una realidad indiscutible: que la gestión sobre sanidad y geriátricos en Catalunya es competencia y responsabilidad de la Generalitat; que la acción política sobre ambas ha sido pésima, como así se ha demostrado en esta crisis del coronavirus, y como tácita y explícitamente ha reconocido el MHP Torra; y que ambas áreas están en manos de ERC, partido del que Junqueras es presidente.

Utilizar el tiempo del coronavirus y los estragos que está provocando para auto-enaltecerse, sí que es realmente cruel e indigno, y debería servir para que el independentismo se reinventase.

Cap comentari:

Publica un comentari