diumenge, 12 d’abril de 2020

Decisión precipitada



Coincido con aquellos que opinan que las medidas que hoy ha presentado el presidente Sánchez son precipitadas, pero no por el peligro de que se produzcan rebrotes y repuntes de contagios, pues quiero entender que está avalada por asesores del Gobierno, que bien han demostrado que el diseño de sus medidas ha sido y es harto eficaz, sino porque se hacen indicaciones y se marcan criterios de actuación específicos sin dotar a los ciudadanos de los medios para llevarlas a cabo.

Se recomiendan el uso de máscaras, cuando no hay existencia de material.

Se anuncia que los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado entregarán mascarillas a los trabajadores y trabajadoras, pero lo harán cuando ya estén en la calle, habiendo salido de la protección de su hogar.

Los trabajadores y trabajadoras deberán invertir en el desplazamiento a su puesto de trabajo, sin haber cobrado la subvención que les permita pagar por su movilidad.

Las empresas deberán proveer a sus trabajadores y trabajadoras de las medidas de protección a la vez que respetar las normas de seguridad dictadas, en cuanto a distancia y flexibilidad, no siendo complicado entender que, de cumplir esas indicaciones, muchas empresas autorizadas ahora a salir de esa llamada “hibernación”, no podrán reiniciar su actividad.

Pero este razonamiento no pone en duda que la decisión del Gobierno sea acertada y, con mucha seguridad, necesaria pues a mayor tiempo de paralización de la actividad empresarial mucho más difícil será reactivarla, y quizás esta medida que intentan aplicar permita que la economía “trabaje” al ralentí.

Cap comentari:

Publica un comentari