dilluns, 17 de juny de 2019

Quieren ser eurodiputados olvidando mis derechos


¿Qué mis derechos como ciudadanos no tienen valor?

¿Es que mis derechos tienen menos valor que los de aquellos a los que yo, como ciudadano, les he otorgado la confianza para que me representen como español en la Unión Europea?

Porque tratándose de derechos, pues a una supuesta vulneración de derechos siempre se remiten, se olvidan de los derechos del conjunto de la ciudadanía a los que ellos deben someterse por mandato democrático y que, por negarse a cumplir con los requisitos que marca la legalidad vigente, ellos sí están vulnerando.

Se presentaron a unas elecciones europeas en el conjunto del estado español, en representación del estado español, y para ser eurodiputados defendiendo los derechos del estado español ante la Unión Europea.

La normativa exige que acaten la legalidad, jurando o prometiendo la Constitución española.

Los procedimientos para que el Estado español les entregue el acta de eurodiputado obligan a que ésta deba ser recogida presencialmente en el Congreso de los Diputados español.

Y a partir de aquí pasarán a ser eurodiputados con todos los derechos, pero también con todos los deberes, y percibirán unos cuantiosos emolumentos por ello.

Pero claro, ellos intentan saltarse todos los pasos pues, de manera sobradamente clara, lo importante para ellos es cobrar ese salario y defender sus propias convicciones políticas e ideológicas que, paradójicamente, no coinciden con la gran mayoría de los 47 millones de españoles, entre ellos yo, a los que se deben.

Han confundido perversamente derecho y deber, olvidando que el derecho es sobre todo, de los ciudadanos que ellos tienen el deber de defender, y siendo así una vulneración consciente que hacen Puigdemont y Comín de mis derechos, me parece harto correcto el que no se les permita ser eurodiputados.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada