dimarts, 25 de juny de 2019

“Procés”, ¿diálogo de besugos?


Hoy, el Tribunal Supremo anuncia que planteará a la justicia europea el alcance de la inmunidad de los europarlamentarios.

También hoy, el expresidente Zapatero, se manifiesta a favor de “estudiar” de los líderes independentistas si la sentencia es favorable.

¿Coincidencia que el Expresidente y el Tribunal Supremo salgan hoy a la palestra, actuando y opinando sobre fases de este juicio y sobre la posible sentencia?

Es posible que se den coincidencias, pero reconozco que me cuesta creer en ellas, como en este caso, a pesar de considerarme, y así quiero seguir, un alma de cántaro.

Como he dicho muchas veces, la prisión provisional, como medida cautelar, me parece que debe ser lo más breve posible, y lo que debería haberse hecho en este caso, como en muchos otros, es reivindicar celeridad y agilidad a la justicia. Pero ello no quita, a mi modesto entender, que estas personas hayan cometido actos y acciones punibles que merecen ser “castigados”.

Si se pide el indulto quiere decir que hay sentencia condenatoria por alguno o varios de los graves delitos de los que se les acusa (rebelión, sedición, malversación o desobediencia) reconociendo al mismo tiempo que se han cometido, por lo que siendo así, me resulta harto injustificable que el Ejecutivo interceda y acepte indultar a unos ciudadanos que han cometido un delito (para algunos en grado de tentativa), contra el conjunto de la ciudadanía pues, de hacerse efectivo un indulto, el poder político estaría justificando con atenuantes un acto contra el estado, lo que sería realmente absurdo.

Tan absurdo como basar el indulto o una sentencia no condenatoria argumentando que propiciaría el diálogo, pues dialogar con aquellos que dicen que volverían a hacerlo, mejor dicho, que volverán a hacerlo, sería entablar un diálogo de besugos.  

Y dialogar sobre qué, cuando ya han manifestado que para ellos dialogar es negociar la vía de la independencia, lo que por imposible convertiría cualquier encuentro en un desencuentro, cual diálogo de besugos.

En este escenario, mucho me temo que los políticos serán puestos en libertad con medidas cautelares lasas, pues me parece que el supremo está buscando también sus “salidas” para aplazar “sine die” dictar sentencia, dejando al mismo tiempo margen de maniobra para estudiar posibles movimientos políticos que, por no ser de negociación, alimentarán las maniobras de aquellos que nos han llevado a esta situación crispada.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada