dimarts, 21 de maig de 2019

¿Promete o jura? Prometo, pero poquito


Si algún diputado o senador de los que hoy ha jurado su cargo hubiese sacado un zapato para atizarle a otro o se hubiese enzarzado en una pelea barriobajera, como ocurre en parlamentos de otros países, no hubiese desentonado a la vista del espectáculo bochornoso que se ha vivido hoy en la sesión de constitución del Congreso y del Senado.

Para poder adquirir la condición de diputado o senador, los ciudadanos y ciudadanas elegidos es indispensable que prometan o juren  acatar la Constitución, sin vericuetos i frases añadidas que no tienen ningún sentido, como tampoco lo tendría el ”no”; únicamente deben decir “sí juro o sí prometo.

Acompañados por golpes de reprobación, pero con el beneplácito de los responsables de velar por la buena marcha de la sesión, parte de los diputados y senadores se han permitido el lujo, en una clara demostración de burla y escarnio hacia las instituciones donde reside la voluntad popular, de prometer ser senador/diputado “por la república” (algo para muchos deseable pero no contemplado en la Carta Magna); de prometer ser senador/diputado por la libertad de “presos políticos” y por “los exiliados” (algo inexistente en una democracia como la española); de prometer ser senador/diputado por el “espíritu del 1 de Octubre (defendiendo la independencia efectiva); y de prometer ser senador/diputado por “otro tipo de cuestiones” que nada tienen que ver con el real compromiso que implica ejercer su nueva responsabilidad.

Hoy, siento decirlo, nos han tomado el pelo a todos los españoles, pues el conjunto de los miembros de la Cámara Alta y la Cámara Baja han permitido que se prometa la Constitución española, pero “poquito” como diría Gila, y eso es burlarse del propio ejercicio de la democracia.

¿Con qué autoridad moral o legal puede exigirse a un diputado/senador que no ha prometido respetar las “reglas del juego” de la democracia española en forma de Constitución (pues lo ha hecho de manera espuria y engañosa), si se le ha permitido engañar conscientemente a los más altos poderes del Estado?

Espero que hoy no sea el espejo de la nueva legislatura.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada