divendres, 12 d’octubre de 2018

12-O. Un falso genocidio


Como cada 12 de octubre aparecen aquellos que “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid” enarbolan la bandera del “yo no tengo nada que celebrar” para acusar, más de 500 años después, de genocidas a los españoles “por haber descubierto América”.
Algunos apuntes y reflexiones:

En 1492 los españoles llegaron a América con ánimo de enriquecerse y hacer crecer el imperio, y por eso el reino de Castilla invirtió en la expedición. Como ha ocurrido siempre en todas las incursiones que desde diferentes países se han hecho siempre con ánimo de conquista. ¿O alguien se cree que fueron a descubrir nuevos territorios con el simple objetivo de catequizar a los posibles nativos, que es de prever no sabían que existían?

Si él ánimo era aumentar riqueza y conquistar territorio, teniendo además en cuenta el contexto social, ¿no entra dentro de la lógica que se generase una lucha para eliminar cualquier lógica resistencia?  

La definición de genocidio es el “Aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos.”, algo que difícilmente se puede aplicar a los acontecimientos de 1492, pues no hubo acción deliberada de exterminio sino de conquista.

¿No es harto torticero olvidarse de mencionar que gran parte de la desaparición de la población nativa (se calcula un 80 %), fue a causa de enfermedades, que si bien es cierto exportaron los españoles, no pueden considerarse acciones genocidas?

Estos amigos sudamericanos que se han alistado en la campaña del “yo no tengo nada que celebrar”, y que muchos de ellos son ya ciudadanos españoles ¿se han preguntado que, si en el 1942 no hubiese llegado Colón a América, quizás ellos no existirán?

Así mismo, ¿A la vista de las campañas de conquista encabezadas por otros países, piensan estos ciudadanos y ciudadanas que si en vez de españoles hubiesen llegado a América portugueses, franceses o británicos la situación hubiese sido diferente?

Aquí quiero recordar el último genocidio efectivo, en Tasmania, donde los británicos consiguieron exterminar a todos los aborígenes; el último de ellos en 1860. En Sudamérica existen nativos que exigen el justo reconocimiento de su realidad étnica.

¿Y piensan también estos ciudadanos qué hubiese ocurrido si nadie hubiese descubierto su territorio? No deben olvidar, documentalmente comprobado, que esos diferentes pueblos nativos, sí entablaban luchas con acciones genocidas.

Y por último, y a tenor de ese injusto “nada que celebrar” con el que se intenta acusar al estado español de genocida 500 años después, y que por ese “Pisuerga en Valladolid” está instrumentalizando el movimiento independentista catalán, quiero recordar que más de un catalán formaba parte de la tripulación de la Pinta, la Niña y la Santa María, del mismo modo que no debe olvidarse que según uno de los historiadores gurús del independentismo, Cristóbal Colón era catalán, concretamente de Pals.

La expansión y los avances sociales siempre se han “logrado” a base de sangre y fuego.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada