dilluns, 27 de març de 2017

Una buena foto, ¡me gusta!

Pues a mi la foto me gusta, porque estos compañeros que aparecen en ella son parte de la historia del PSOE, pero son el PSOE reciente y actual, pues han sido y son el referente de muchos socialistas españoles y europeos.
 
Con ellos se han ganado elecciones desde 1982, con lo que su contribución ha sido clave para consolidar una democracia después de 40 años de dictadura, para crear un estado del bienestar que han sido otros los que han dilapidado, creando marcos legales que han servido de ejemplo para otros muchos países (matrimonio entre personas del mismo sexo, aborto, igualdad, etc.). Y sí, entre ellos falta uno que hizo posible la sanidad universal, l’Ernest lluch, asesinado por la banda terrorista ETA que, por cierto, en la que los que aparecen en la foto también han tenido una contribución especial para alcanzar su disolución.
 
¿Cómo no me va a gustar la foto? ¿Cómo algún socialista puede decir que no le gusta la foto? ¿Y qué derecho tiene un socialista, militante o no del PSOE (pero sobre todo militante), a menospreciar a los que aparecen en la imagen, renunciando a un valor humano y político como este?
 
Solo es necesario seguir las redes sociales para ver los argumentos insultantes utilizados contra los que aparecen en la foto, que es como insultar a todos aquellos que no quieren renunciar a su valor.
 
Que son viejos, como si la ideología o la capacidad tuviesen fecha de caducidad, y la experiencia fuese una lacara despreciable.
 
Que no son socialistas, por haberle “dado” el Gobierno a la derecha, como si el PSOE, desde su responsabilidad política en todos los ámbitos, no hubiese pactado nunca con partidos de derecha o de una izquierda que, como yo he dicho muchas veces, no era la nuestra, entendiendo que era en beneficio de la ciudadanía.
 
Y ya sin entrar en aquella acusación de traición o de golpe de estado hecha por algunos activistas que se olvidan que han participado de manera activa en “en esos golpes de estado” que han desembocado en gestoras para conseguir llegar al poder.
 
Por lo menos con estos de la foto uno puede valorar actos, acciones, logros y errores, y como militantes o, por qué no como simple votantes, merecen el respeto de toda la ciudadanía, con independencia de quien crean que es la mejor opción para liderar el PSOE.
 
Reconozco que no sé si votaría a Susana Díaz, aunque reconozco que la compañía que consiguió en esta foto es la que a un viejo roquero del socialismo le hace trempar, pero ayer esta mujer me hizo pensar en positivo cuando pidió a sus seguidores que hablasen bien de todos los compañeros que optan a la Secretaria General del PSOE, cosa que el otro considerado gran rival no ha hecho en ningún momento.
 
Y entiendo que otros partidos políticos intenten “alimentar” el odio y el menosprecio hacia los que están en esa foto. Ellos no pueden
 
Pero lo que no entiendo, porque es indecente, es que desde el interior del propio PSOE se anime a dilapidar este capital representado en esa foto, con independencia de quien se crea que es la mejor opción para liderar el socialismo español.
 
Posiblemente ahí también faltaría Pedro Sánchez y Patxi López.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada