dilluns, 27 de febrer de 2017

Presunción de inocencia, sí, pero quien la ha hecho que la pague.

Es extrapolable a todos los delitos de corrupción, con independencia de siglas o personas, pero después de decir sí a la presunción de inocencia, si se demuestra que éstos que están negando su implicación en la corrupción que rodea a CDC por el llamado caso 3% están mintiendo, habiendo tenido la oportunidad de reconocer su delito y evitar contribuir así a que España, con Catalunya a la cabeza, sea estereotipada paradigma de la corrupción y refugio de corruptos, su actitud debería ser considerada como un agravante que multiplicase su pena de manera exponencial.

Hasta la los recursos dedicados a las actuaciones policiales y judiciales deberían valorarse y cuantificarse, pasando a engrosar el dinero a devolver por ser fruto de corrupción, y por corresponder a una sanción al ser culpables de un delito.

Me pregunto si no deberían demostrar un mínimo de decencia y si son culpables, (¡difícil es creer que no a la vista de noticias y pruebas!) que reconozcan su delito tal y como hizo el Expresident Jordi Pujol, y que pongan en manos de la justicia todos los datos que corroboren y demuestren sus fechorías, evitando la vergüenza y el mal uso de recursos públicos que están permitiendo.

Aquí solo vale decir aquello de que ¡quien la ha hecho, que la pague!
 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada