dimarts, 28 de febrer de 2017

Estiba. Conflicto o negociación

Me pregunto si es una buena o una mala noticia que el PP no consiga apoyos para aprobar el Decreto Ley de la Estiba.
 
Pues sinceramente no me parece la mejor, como ello no obligue a abrir la puerta para una negociación que permita alcanzar resultados, sin la espada de Damocles representada por la sentencia de la Unión Europea.
 
Para ello sobra el Real Decreto, que se asuma el coste del incumplimiento de la sentencia, que no haya límite de tiempo para la negociación, y que nadie se ampare en  posiciones inamovibles sustentadas en la interpretación de la mencionada resolución de la mencionada sentencia.
 
Soy de la opinión que esta resolución europea era una oportunidad para provocar un cambio en la gestión del sistema portuario, asumiendo la transformación del modelo actual y la modificación de la Ley de Puertos; pero no siendo así, el Gobierno debería ser lo más ambicioso posible y no quedarse en la negociación de un mero parche para evitar una huelga, porque a la larga eso no es más que pan para hoy y hambre para mañana.
 
Este conflicto, que es producto de la habitual dejadez de un Gobierno falto de acciones proactivas para afrontar los problemas, no debe convertirse en un arma política que utilice a los estibadores como escudos humanos, porque estos que ahora se posicionan de manera vehemente a favor de ese colectivo afirmaría, sin miedo a equivocarme, que no están de desacuerdo con el espíritu y el alma de lo dictado por la UE, como lo demuestra el hecho de que su capacidad para plantear alguna solución al problema se reduce a acusar al PP de inoperancia e ineptitud, que siendo una posición justificada, no aporta nada positivo.
 
Guste o no guste, todos los actores deben asumir que algo debe cambiar en las relaciones laborales de este colectivo, pero no puede ser desde la imposición de ninguno de ellos aunque sus planteamientos sean justos o les ampare la norma, sino desde la negociación y teniendo claro que en ese proceso todos perderán plumas.
 
Creo que este es el único camino para abordar un conflicto que, de otra manera, tiene visos de recrudecerse en el tiempo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada