dimarts, 10 de gener de 2017

No a la privatización de los puertos

Que el Ministro de la Serna anuncie grandes inversiones en los puertos de interés general, es decir, los que dependen directamente del Estado es una buena noticia, que acompañada de la renuncia a la privatización, tranquiliza a todos aquellos que nos hemos opuesto siempre a que se vendan al capital privado algunas “joyas de la corona” que tiene en los puertos uno de sus máximos exponentes.
 
Eso sí, no podemos obviar dos cuestiones que deben tenerse en cuenta:
 
La primera, que no eran estas las intenciones que políticamente se tenían encima de la mesa (por ello cabe pensar que el Ministro dice que las guarda en un cajón).
 
Y la segunda, que la inversión de capital privado es una realidad actual que creo necesaria, y a la que nadie puede oponerse, aunque ahora más que nunca hace falta regular dónde, en qué, el volumen y en calidad de qué se le dará protagonismo a la iniciativa privada
 
Pero hay algo que también subyace en todo este anuncio a bombo y platillo, y que se desprende de algunas de las manifestaciones del Ministro de Fomento, pues esa gran inversión en infraestructuras ferroviarias y de accesos que se piensa hacer en los puertos, es con el objetivo de ganar competitividad del sistema atendiendo al modelo actual, y no fomentando una gestión comercial mucho más flexible de cada una de las instalaciones, como desde alguna Autoridad Portuaria se reclama.
 
 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada