divendres, 14 d’octubre de 2016

PSOE/PSC. Algunos se frotan las manos con el espectáculo

Cada vez tengo mayores razones para pensar y defender que no todos los que se llaman socialistas militan en el PSOE o en el PSC, ni que a todos los que militan en el PSOE o en el PSC se les puede llamar socialistas, de la misma manera que a muchos de los militantes del PSOE o del PSC se la rebufa el partido en el que militan.
Entiendo que haya militantes que se sientan dolidos por los acontecimientos que el PSOE protagonizó en el último Comité Federal.
Entiendo que haya militantes que no estén de acuerdo con la maniobra que provocó la dimisión de Pedro Sánchez.
Entiendo que haya militantes que rechacen el previsible posicionamiento del PSOE ante la investidura de Rajoy.
Pero no entiendo que, conscientes de la grieta interna que sufre el PSOE y que será difícil de cerrar, haya militantes que intenten que esa dificultad se convierta en un imposible, y que opten por la vía del insulto y la bajeza que representa la descalificación personal entre compañeros con distinta visión, con el objetivo de intensificar una confrontación mediática que solo beneficia a los adversarios políticos, y así colmar lo que serían unas legítimas aspiraciones que ya no son, que les permita “ascender” eliminando la competencia interna.
Y mira que es sencillo!.
Si se entiende que la actuación y el espectáculo de los que protagonizaron el Comité Federal, miembros o no, era punible, pues que alguien tome la iniciativa y exija que intervenga la Comisión de Garantías, sin necesidad de salir en la prensa amarilla.
Si se entiende que la maniobra para hacer dimitir a Pedro Sánchez es anti estatutaria, que se ponga en conocimiento de la Comisión de Garantías, para que interprete los estatutos.
Si se entiende que facilitar la investidura de Rajoy es negativo para el PSOE, que se defienda que entre las responsabilidades de la Comisión Gestora no está el tomar una decisión política ni convocar órganos de control ni referéndums entre la militancia, por lo que se debe respetar la resolución del Comité Federal de julio que dijo NO a la investidura de Rajoy.
Y si se entiende que se debe hacer una consulta a la militancia, que se convoque un Congreso Ordinario con la máxima urgencia, así modificar los estatutos y hacer avanzar al PSOE hacia un partido asambleario, que ahora no es.
Pero absteneos de poner grados al socialismo de cada uno, pues quiero suponer, y así debe entenderlo la sociedad, que aunque con diferente visión, el PSOE y sus militantes defienden lo que creen mejor para los intereses de la ciudadanía.
Pensemos que con este espectáculo hay quien se está frotando las manos. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada