dijous, 18 d’agost de 2016

Corrupción bajo siglas, camino hacia la impunidad

Sigo creyendo que el ser corrupto y actuar como tal es una decisión particular, fruto de la voluntad de la persona que opte por delinquir, y por ello entiendo que es peligroso a la par que injusto globalizar, generalizar i/o colectivizar ese delito, creando estereotipos que en absoluto responden a la realidad.
 
El hecho de que haya políticos corruptos, no implica que todos los políticos lo sean, del mismo modo que no se puede afirmar que un partido es corrupto porque entre sus dirigentes haya una cantidad ingente de ellos.
 
Lamentablemente, en todos los partidos políticos hay corruptos, i si es cierto que en unos más que otros, estoy seguro que el porcentaje de esos sinvergüenzas entre dirigentes y militantes, no es tan elevado como mediáticamente se está aireando.
 
Yo conozco militantes activos del PP que no son corruptos y que condenan la corrupción con vehemencia, pero que siguen creyendo, de manera legítima per a mi entender errónea, que el PP y sus políticas son la mejor opción, y exigen que la justicia actúe rápida y contundentemente contra esos sinvergüenzas, ¡con lo que yo estoy totalmente de acuerdo!, pues parece que por ser político, o en este caso por ser político del PP, la corrupción entre dentro de la normalidad.
 
Y desde luego que la justicia actúe contra el PP como ente o institución, es simplemente un brindis al sol que probablemente se traduzca en impunidad de los verdaderos responsables que hayan tolerado i/o impulsado los delitos de corrupción, porque son estos los que deben estar en el punto de mira de la justicia y contra los que se debe actuar.
 
La más que contrastada y constatada corrupción con la que han actuado por acción u omisión dirigentes del PP (como de cualquier otro partido o institución) debe ser juzgada y condenada con la máxima celeridad, coartando la posibilidad de que algunos delincuentes formen partes, o hasta encabecen, algunas de las instituciones más importantes del país.
 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada