dimarts, 5 de juliol de 2016

La Libertad Tarifaria en el Sector Portuario

Continuo pensando que la libertad tarifaria en el ámbito portuario es abrir la puerta a la privatización, y no tan solo de ciertos servicios que pueden ser prestados con eficacia desde la iniciativa privada, sino de la gestión global de ciertas instalaciones portuarias que, por sus características y potencialidad responden, sin ningún género de dudas, a los cánones de rentabilidad que defiende la inversión del capital.
 
Del mismo modo, creo también que la realidad geográfica española en cuanto se refiere a su litoral, no tiene comparación con otros países donde la actividad portuaria tiene una importancia significativa, pero no la potencialidad y capacidad que tiene este país, donde se dan cita 28 instalaciones portuarias en perfecto estado.
 
Por ello priorizar la competencia entre puertos españoles desde la gestión tarifaria y no principalmente desde la oferta de servicios, implica romper un modelo actual que, en teoría, se basa en una gestión equilibrada y complementaria de todos los 28 puertos de interés general, y que sobre todo posibilita la supervivencia de todos ellos.
 
Esto no es óbice para que los puertos no puedan utilizar el factor tarifario como complemento a su oferta comercial, pero siempre teniendo presente que su máxima competencia no está en el frente portuario general que conforma el sistema de Autoridades Portuarias, sino en los puertos que también pueden intervenir en la captación de mercancías.
 
Creo que es un error romper totalmente el sistema, como intentaba la Unión Europea, y que cada puerto deba ser considerado como una empresa independiente y no como una unidad de negocio que forme parte de un conglomerado empresarial, aunque con total autonomía estratégica y de gestión para alcanzar unos objetivos comunes; esto puede dar resultado en algunos países con una capacidad marítima y portuaria mucho menor.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada