dissabte, 30 d’abril de 2016

Ple de Sant Feliu. Vergonyosa prepotència

Quan avui un ciutadà m’ha comentat el lamentable comportament i la deplorable actitud de l’Alcalde de la ciutat en el decurs de l’anterior Ple Municipal, he pensat que seria simplement una exageració; i no perquè el tarannà d’aquesta persona no sigui procliu a la utilització d’exabruptes, crits, insults, amenaces i desqualificacions contra l’adversari per a demostrar que té un bastó de comandament, sinó perquè si hagués estat així, al dia següent la premsa hauria de recollir un titular dient, “Els Regidors de l’oposició de Sant Feliu de Guíxols abandonen el Ple Municipal en protesta per l’agressivitat verbal, la manca d’educació i de respecte de l’Alcalde

Fins i tot algun Regidor, ara al Govern, que ja va rebutjar titllant explícita i literalment de nazis aquestes actituds i maneres d’actuar ara fa exactament 6 anys, també s’hagués plantejat deixar de ser mariachi o palmero, com ell em va acusar un cop.

I he escoltat la gravació del Ple Municipal a Radio Sant Feliu, i a l’arribar al punt de temps 3:46 he pogut posar cara a una de les més “madures” actituds “bolivarianes” que em podria imaginar a casa nostra, protagonitzada per un presumpte demòcrata com hauria de ser l’Alcalde, amenaçant al regidors de l’oposició: “a vostès els hi agrada el xarop de bastó, i jo estic disposat a donar-li (sic)”, en una clara demostració de violència verbal.

Clar que això va ser la guinda, doncs els insults i menyspreu envers els regidors, fins i tot de l’Equip de Govern, com si fos un Cristiano Ronaldo dient allò de "al equipo le doy un 9 y a mi un 10", ja mereixerien que es quedés sol a la Sala de Plens, doncs encara no ha entès que està a la seu de la sobirania popular, i no de la seva exclusivitat.

Però per la boca mor el peix, (encara que en aquest cas crec que podríem dir que “viu”) i al final l’Alcalde, amb l’afany de justificar la seva inoperància utilitzant l’atac arbitrari contra l’anterior Equip de Govern, reconeix explícita i públicament al esmentat Ple  que en un any de Govern no han fet res, i que només mantenen el que es va fer a l’anterior legislatura, encara que renunciant a allò que no els hi agrada.

O sigui, que per a què no es vegi sota quin got està la piloteta, que és la mostra d’aquesta inoperància i manca d’efectivitat política que des de fa un any patim a Sant Feliu de Guíxols, decideixen moure els tres gots amb molta violència, amenaçant de manera condemnable, amb molta més violència si l’Alcalde ho creu necessari.

Cre que un dels pilars de la democràcia és el respecte a totes les opinions, estic convençut de que si jo formés part d’aquest Consistori, l’Alcalde hauria d’haver demanat més d’un cop a la Policia Municipal (sí a aquesta que menysprea) que em treies de la Sala de Plens, doncs seria bel·ligerant contra la seva actitud.

Per això, vull manifestar tota la meva solidaritat amb els regidors de Sant Feliu de Guíxols, a l’estar patint dia sí i dia també aquesta actitud de prepotència de l’Alcalde de la ciutat; i en especial, i en aquest moment, vull solidaritzar-me amb la Regidora Magda Lupiañez contra qui l’Alcalde va fer un covard atac, sent conscient de que estava utilitzant mentides i acusacions falses i sense sentit.


dijous, 28 d’abril de 2016

Prioridad: Derogación Reforma Laboral

Sé que es un brindis al sol, que forma parte de una estrategia electoral perversa para poner en evidencia al adversario y que su efectividad y puesta en práctica es prácticamente nula pero, ¿tenía necesidad el PSOE de poner cortapisas a la propuesta de que el próximo Gobierno que surja de las elecciones de junio, derogue la Reforma Laboral?
 
Soy de izquierdas, aunque en la actualidad después de 30 años activos “apátrida de militancia política”, y mis coincidencias están y han estado siempre cercanas al Partido Socialista, por ello me permito repetir que estos partidos políticos que se dicen y son también de izquierdas, que no lo dudo, no representan la izquierda en la que yo busco complicidades; pero a veces, como hoy es el caso, también me pregunto si el PSOE no está utilizando las siglas para convencerme de que es bueno dejarme utilizar.
 
Al fin y al cabo es lo que están haciendo porque, si bien es cierto que la propuesta que hizo Podemos ayer en el Congreso es síntoma de que, para saciar su apetito de representación, son capaces de todo, hasta de jugar con las inquietudes de los trabajadores y trabajadoras, no es menos cierto que el PSOE también se posicionan en la ambigüedad y la equidistancia,  para no comprometerse en aquello que habían prometido.
 
La reforma laboral del 2010 fue un retroceso para los derechos de los trabajadores, al igual que también lo fue la del 2012 del PP; recordando que ambas fueron rechazadas, con contundencia, por el conjunto de la sociedad, ¿no hubiese estado dentro de la lógica que el PSOE junto con el resto de partidos, salvo el PP, se posicionase a favor de su derogación, sin entrar en condicionantes relacionados con la modificación del Estatuto de los Trabajadores, como alega el PSOE?
 
Llevamos en este momento 6 años de reformas laborales de mayor o menor intensidad y calado, impulsadas y aplicadas tanto por partidos políticos de izquierdas como de derechas, pero tanto una como otra lesivas para los intereses de trabajadores, y que nadie se olvide que cada minuto que pasa, esas reformas se van consolidando más haciendo más difícil su posible, prioritaria, deseable y comprometida/prometida derogación.
 
 

dilluns, 25 d’abril de 2016

Elecciones Sindicales APB. Reflexiones desde la "morriña"

Poder ver desde otra perspectiva el desarrollo del marco de relaciones laborales que se vive en el Puerto de Barcelona, me hace sentir una pequeña añoranza de aquellos años en que mi actividad sindical se centraba, sobre todo, en el ámbito de esta empresa.
 
Si bien es cierto que el tiempo pasa de manera inexorable el escenario es prácticamente el mismo, pues aunque haya sufrido modificaciones en ubicación y en mecanismos en la tramoya, no se reflejan grandes cambios ni en el guion ni en el elenco de actores que han de interpretarlo, por lo que las diferencias se centran, sobre todo, en las formas y en los modos.
 
Formas y modos  pero, de manera muy especial, actitudes de unos sindicatos que, de manera harto incoherente, han convertido en enfrentamiento inter-sindical sus diferentes visiones de cómo dar respuesta a las inquietudes de los trabajadores, mostrando sus vergüenzas ante quien menos deberían mostrarlas, es decir, ante lo directivos que capitalizan el concepto de empresa.
 
Porque ante la mal auto denominada empresa (soy de los que pienso que empresa somos todos), el éxito reivindicativo de los trabajadores pasa por posicionarse ante la “empresa” como interlocutores con posiciones uniformes, haciendo aportaciones que si bien no tienen por qué ser planteamientos monolíticos, sí deben plantearse desde un consenso fruto de las diferentes  visiones sindicales pudiendo asegurar, desde la experiencia, que los “buenos empresarios” también desean esta manera de actuar.
 
No creo que sea necesario manifestar públicamente mi posicionamiento ante las Elecciones Sindicales en la Autoritat Potuària de Barcelona, pues después de 30 años de militancia en la UGT, de haber asumido diferentes responsabilidades y de tener algunas discrepancias, huelga decir que no está en mi mente dar un giro que implique un cambio significativo de posición. Pero no por ello renuncio a ser crítico, también con mi UGT, pero sobre todo con aquellos sindicatos que poniendo precio a la acción sindical prostituyen un mal utilizado sindicalismo de clase.
 
Y ratificándome en ese sentimiento de morriña al que antes aludía, quiero recordar una anécdota que he utilizado muchas veces, y que es el ejemplo de cómo debe afrontarse la acción sindical.
 
Fue a finales de los 80 cuando la Autoritat Portuària de Barcelona comenzó a afrontar uno de sus cambios más significativos pues, bajo la consigna de que el “Puerto debería girar para dar la cara a la ciudad”, se pretendía modificar todas las estructuras, tanto físicas como de gestión, que eran las que afectarían muy directa y profundamente a los trabajadores y trabajadoras de la APB.
 
No había vuelta de hoja, y si los trabajadores de la APB no jugábamos bien nuestras cartas y no nos adelantábamos a ese proyecto en defesa de nuestros intereses, las consecuencias podían ser irreparables.
 
Recuerdo estábamos en las puertas de Magistratura del Trabajo de Barcelona, Manuel Badía, como responsable de CCOO hoy desaparecido, y yo como responsable de UGT, tomando un café a la espera de entrar a declarar en favor de una trabajadora de la APB.
 
Allí comentamos la situación que se iba a dar en el puerto, buscamos las coincidencias y pusimos las bases para negociar lo que había de ser el traslado y transformación de los talleres, la creación de urgencias, el “éxodo” hacia el Tramo VI, etc., cuestiones todas ellas que también permitieron avanzar en otros avances sociales pero que, a la vez, impidieron la desaparición de algunos de ellos.
 
Y puedo asegurar que en el inicio de esas negociaciones, UGT y CCOO tenían posiciones diferentes, pero la postura ante la dirección de la empresa dejaba claro que los sindicatos de clase, desde la unidad de acción, no íbamos a renunciar ni vender nuestros derechos, y que a pesar de las intenciones, íbamos a luchar por mantener por mantenerlos como tal, como derechos adquiridos.
 

dijous, 21 d’abril de 2016

Contra la venta de los puertos, solo unidad de acción

Han cambiado formas, maneras y estrategias gubernamentales, pero la liberalización de servicios portuarios, como paso previo para la privatización y posterior venta de los puertos de interés general más rentables, ha sido un objetivo en el que han coincidido todos los gobiernos, con independencia del color político del partido que les diese soporte.
 
Es cierto que deshacerse de una de las joyas de la corona, como son los puertos, es difícil de justificar, pues no en vano la actividad portuaria es una de las actividades que más aporta a las arcas del Estado, aunque debemos reconocer que esto no ha representado jamás un impedimento para que los diferentes gobiernos hayan “comerciado o regalado” empresas y servicios rentables.
 
Siendo así, y existiendo la voluntad política aunque sea con falta de argumentos, cabe preguntarse cual ha sido el elemento que ha impedido que esas intenciones privatizadoras no se hayan hecho efectivas, y que hoy todavía se puedan seguir considerando como públicos los servicios que se prestan desde los puertos considerados de interés general, según la Constitución.
 
La respuesta es sencilla; la acción y actuación conjunta de los trabajadores y trabajadoras de todo el sistema público de puertos a través de los sindicatos de clase, confrontando de manera muy beligerante contra cada intento político de llevar a cabo cualquier tipo de privatización, porque como se puede contrastar y contrastar, la supervivencia del sistema público portuario y por ende, de todos sus trabajadores, seguirá dependiendo de su capacidad de oposición, tal y como se ha demostrado a lo largo de los años.
 
 

dimecres, 20 d’abril de 2016

Eleccions Sindicals. Després de 38 anys, no toca evolucionar?

Va ser al 1978 quan es van celebrar les primeres Eleccions Sindicals en llibertat i ara, desprès de quasi 40 anys, utilitzem el mateixos mecanismes per aconseguir representació, en una clara demostració de que hem evolucionat ben poc i no hem trobat la manera de fer-ho al mateix ritme que ho ha fet el marc de relacions laborals.
 
Per això, cada quatre anys, como ara fa 38, aixequem la bandera de la confrontació, i ens llancem amb cos ànima a una guerra caïnita entre treballadors i treballadores per a demostrar davant la patronal quin és el sindicat que, tenint més recolzament, marcarà les pautes de negociació, reivindicació i defensa durant el proper quadrienni.
 
Però no podem obviar el context actual, i totes aquestes maniobres de màrqueting electoral consoliden la creixent feblesa del moviment sindical que tenim en la majoria d’empreses doncs, irremeiablement, els factors diferenciadors entre els que aspiren a ser representants dels treballadors no seran de concepció i prelació reivindicativa, sinó que baixaran l’àmbit de lo personal, convertint en enemics als que haurien de ser simplement adversaris, dificultant si no impossibilitant, una necessària unitat d’acció.
 
Postures unitàries, que no dic monolítiques, són imprescindibles per poder afrontar negociacions amb garanties d’èxit que afectin al major nombre de treballadors i treballadores possible, tant com també les necessiten les empreses gestionades per bons empresaris, doncs tenir davant una interlocució legitimada és la única manera d’aconseguir acords viables i satisfactoris.
 
I sense treure legitimitat a les organitzacions sindicals que tenen com a principi el corporativisme representatiu, crec que avui, més que mai, només el sindicalisme de classe d’àmplia implantació, basat en la unitat d’acció i des del respecte a les sigles de cada organització, pot ser l’interlocutor que “complementi” el també consolidat corporativisme que en el marc de les relacions laborals mostra l’empresariat a nivell general.
 
Que les organitzacions sindicals han modificar el mecanisme per assolir representació és un fet indiscutible, de la mateixa manera que, en benefici de tot el teixit productiu, integrat per treballadors i empreses, també han de cercar nous mecanismes per a desenvolupar i fer efectiva, operativa i eficaç aquesta representació.

dilluns, 18 d’abril de 2016

La Trailwalker “de” SFG

¿Por qué no íbamos a ser capaces de convertir Sant Feliu de Guíxols en la meta de la segunda Oxfam Intermón TrailWalker?
 
Sant Feliu tenía (y tiene) un equipo técnico con capacidad demostrada. Sant Feliu tenía (y tiene) un volumen de voluntariado digno de envidia. Sant Feliu tenía (y tiene) la infraestructura suficiente. Y Sant Feliu tenía un Gobierno Municipal que, consciente de la importancia que para la ciudad tenía (y tiene) acoger un acontecimiento como este, aportaba toda la ilusión y voluntad para hacerlo realidad.
 
Y por eso asumimos el compromiso, y aquella propuesta del Vicealcalde Pere Albó fue rápidamente asumida por la entonces Regidora (y hoy participante) Magda Lupiañez, que liderando el magnífico equipo del Área Municipal de Esports encabezada por su responsable Xavi Giró, hizo realidad un éxito contrastado del que hoy podemos enorgullecernos, pues la TrailWalker Olot-Sant Feliu de Guíxols es un recorrido totalmente consolidado, quedando ligado este acontecimiento a la ciudad al poder afirmar que la trailwalker no solo llega, sino que es de Sant Feliu.
 
Nada comparable con la posibilidad de sufrirla y/o gozarla recorriendo sus 100 kilómetros, pero puedo asegurar que vivir la TrailWalker desde fuera, como he hecho como Regidor y pequeño colaborador durante 4 ediciones, ha sido una experiencia inolvidable, pues me ha hecho conocer el espíritu solidario que representa participar en un prueba que me niego a calificar como deportiva, sino como una muestra de esfuerzo y superación para contribuir solidariamente a favor de una causa justa.
 
He visto a personas gritar de dolor, prácticamente arrastrándose en la línea de meta; y personas llevadas en volandas porque eran incapaces de dar un paso más; y personas que han llorado y reído de dolor, de alegría y de satisfacción.
 
Y también he reído, gritado y, por qué no decirlo?, también he soltado alguna lágrima con ellos. Aún recuerdo la llegada “alegremente llorosa” de Verónica Lahoya en su primera participación que, como dos tótilas, compartimos la Julia Vendrell y yo, situación que se fue  repitiendo año a año.
 
Dudo que algún día se me pueda colgar la etiqueta de participante y abandonar la de simple espectador, pues con toda seguridad me limitaré a seguir sintiendo envidia de los centenares de personas, que con 100 kilómetros de solidaridad en sus piernas, son los únicos que merecen tener todo el protagonismo mediático.
 
 

divendres, 8 d’abril de 2016

Insumisión fiscal

La verdad es que me estoy planteando la desobediencia fiscal e “insolidarizarme” con el Estado, pues viendo “cómo está el patio!”, resulta que actuar bajo aquel principio de que “Hacienda somos todos” (que una Abogada del Estado calificó como de simplemente eslogan publicitario) es, como mínimo, un ejercicio de candidez social rayano al masoquismo.
 
Hace unas horas comenzaba el plazo para que los ciudadanos pasemos cuentas con Hacienda a través de la declaración del IRPF quedando claro, a partir de ese momento, con qué cantidad hemos contribuido al Erario Público durante 2015 porque nadie debe olvidar que un resultado negativo en nuestra declaración implica, simplemente, que hemos avanzado más dinero del que tocaba durante el ejercicio anterior.
 
Y paralelamente aparecen las informaciones de los llamados “papeles de Panamá”, donde “honrados conciudadanos” han creado sociedades para justificar un “olvido contributivo” que les permitía no declarar por miles y millones de euros.
 
O sea, a la lacra de la corrupción que llevamos sufriendo hace mucho tiempo, donde nombres como Millet, Bárcenas, Pujol, Bigotes, entre decenas de otros personajes, han metamorfoseado su nombre propio en adjetivo para calificar una especie de delincuencia, ahora debemos sumar la de estos otros que también, durante años y años, ha incrementado su patrimonio personal con dinero que, directa e indirectamente, han substraído a aquellos que debemos administrar honradamente nuestros números rojos.
 
Pero lo que más indigna es la tomadura de pelo o que jueguen con nuestra inteligencia, pues de eso se trata cuando hasta el propio Ministro permite que se utilicen argumentos para justificar la acción, basándose en afirmaciones tan vacías como la prescripción del delito, la puesta al día de sus obligaciones o que la acción nos es ilegal, aunque pueda ser éticamente cuestionable.
 
Claro, pero durante todo el tiempo que estos “señores” han disfrutado de su delictivo acto  yo, como la gran mayoría de ciudadanos de a pie, hemos seguido cumpliendo religiosamente con nuestras obligaciones como contribuyentes, incrementando nuestra aportación para conseguir que no se desmantelase totalmente el Estado del Bienestar del que estos “malandrines”, curiosamente, también son beneficiarios.
 
Según cantan las cifras, si estos corruptos y defraudadores hubiesen actuado con honradez,  no se hubiesen aplicado recortes a educación, servicios sociales o sanidad, por ejemplo.
 
Porque seguro que su expolio sistemático ha incidido en que muchos ciudadanos estén sufriendo la falta de trabajo o han servido para justificar una pérdida de derechos laborales con el consiguiente aumento de precariedad; o sus delitos han impedido que muchos ciudadanos hayan visto desatendidas sus necesidades sanitarias o sociales, provocando situaciones graves e irreparables.
 
Ya está bien de manipulación y de condescendencia!. Si han robado que devuelvan lo robado a quienes han robado, o sea, al conjunto de la ciudadanía, y que nos resarzan y compensen por todo aquello que nos han hecho perder durante todo este tiempo.
 
Quizás los ciudadanos y ciudadanas, si las cifras responden, deberíamos plantar cara y declarar una insumisión fiscal en toda regla, exigiendo que paguen ellos lo que deberíamos contribuir nosotros por el IRPF del 2015; no en vano lo estarían haciendo con dinero nuestro.

dimecres, 6 d’abril de 2016

¡O polla dentro o polla fuera!

Com diu un company portuari, ¡o polla dentro o polla fuera!, perquè les mitjes tintes no deixen a ningú content.
 
I d’això el PSC té experiència i m’emprenya!, doncs malgrat ara fa un any vaig deixar de ser militant, el PSC continua sent el meu partit.
 
Avui fa tres anys que el Consell Nacional, del que jo formava part, va manifestar-se partidari del denominat “dret a decidir” pactat i acordat, alhora que no partidari de la independència.
 
Com li vaig dir al Pere Navarro, això era jugar amb l’ambigüitat de convidar a apostar al color gris quan només existia la possibilitat de fer-ho al blanc o al negre, doncs és impossible dir que sí al dret d’autodeterminació, que al cap i a la fi és com entenen que és el dret a decidir els seus partidaris, i alhora rebutjar un possible resultat que seria la independència.
 
No ens podem oblidar que el resultat d’aquesta ambigüitat es va traduir en un trencament intern i en uns més que discrets resultats electorals doncs el gris, que alguns podien interpretar que era l’Estat Federal, no era ni és una opció que estigui dins de les tesis dels que defensen el dret a decidir.
 
Malauradament el PSC continua ancorat en l’ambigüitat, sense definir-se clarament i supeditant les seves accions a la condicionalitat del que decideixi el poble, sense aclarir que és el que entén el PSC com a poble que pot votar; si és el català com autodeterminat; o és el poble afectat com a part interessada; o si, com diu un independentista de pro, català és que se sent català, visqui allà on visqui i hagi nascut allà on sigui.
 
Desprès d’aquell 6 d’abril de 2013, el PSC s’ha declarat partidari del Dret a Decidir per a després coincidir amb el PSOE per a dir taxativament que no; s’ha manifestat partidari d’un referèndum, com única via per a solucionar el problema català; s’ha convertit en mediador entre el Podem català i el PSOE en aquest tema, amb un resultat sembla no satisfactori per a ningú, doncs les postures del sí, del no, o del condicional són inamovibles.
 
I ara, pel que he llegit, sense aclarir si està ratificada i recolzada per la direcció del PSC de Catalunya, la proposta aprovada en assemblea pel PSC de les Comarques Gironines és, que si el poble català en un referèndum estatal diu que no a una modificació de la Constitució, defensarà convocar un referèndum en base al Dret a Decidir, el que representa dir que el PSC dirà sí a la independència doncs el poble (faltarà decidir qui és aquest poble) s’haurà manifestat contrari a la modificació constitucional alhora que tampoc voldrà continuar com fins ara.

divendres, 1 d’abril de 2016

L’Alcalde de SFG pensa poder treure la pensió als treballadors

No podien faltar en el Ple, les demostracions d’ignorància, de mala llet i de prepotència dictatorial per part de l’Equip de Govern, doncs està en el seu ADN la necessitat de dir que la tenen més llarga que la resta, encara que no l’ensenyin, i encara que això els porti a fer públic el seu desconeixement .
 
Per enèsim cop, l’Alcalde acusa al Govern anterior d’haver tret la pensió de jubilació als treballadors de l’Ajuntament, i no fa falta ni un petit esforç per a convèncer que això és mentida, doncs no és competència municipal.
 
És de suposar que es refereix a la decisió, que un informe coincident entre Secretari i Interventora Municipal, ens obligava a deixar d’abonar el premi de jubilació que es donava a qui decidia jubilar-se anticipadament.
 
Un dret que vaig mantenir en el primer conveni col·lectiu negociat per mi. Un dret que la Llei qualificava d’il·legal i que jo vaig mantenir pactant-lo en el Tribunal Laboral de Catalunya.
 
Un dret que segons l’esmentat informe tècnic (Secretari/Interventora s’ha d’anul·lar de manera immediata, fet que provoca la legítima presentació d’una demanda d’un dels afectats.
 
De tots aquests fets s’informa a la Comissió Informativa corresponent, així com de la demanda d’aquest treballador que obliga a l’Ajuntament a fer una declaració de lesivitat, sent jo l’únic Regidor de tota aquella Comissió Informativa que es declara contrariat per aquesta mesura.
 
Guanyant la demanda el treballador l’Equip de Govern decideix, abonar als dos treballadors també afectats la mateixa sentència, el que implica una estalvi a la ciutat en despeses judicials.
 
Però el que clama al cel és que l’Alcalde actual acusa a l’anterior Equip de Govern i específicament a mi, un cop el Secretari i la Interventora Municipal hagin emès l’informe, d’haver enganyat amb el conveni col·lectiu, signant una il·legalitat, Quan el treballador presenta la demanda, l’actual Alcalde calla; i és després, quan la sentència falla a favor del treballador, quan l’ara Alcalde, llavors cap de l’oposició, acusa d’haver “tret la pensió als treballadors municipals”, demostrant una inqüestionable ignorància i mala llet, com també ho és la utilització de la mentida de manera habitual.
 
Vist el tarannà i la trajectòria d’alguns membres de l’Equip de Govern, per a tremolar seria si l’Alcalde tingués la competència de treure la pensió de jubilació als treballadors.