dilluns, 8 de febrer de 2016

Titiriteros Vs. libertad de expresión

Como no podía ser de otra manera, hago referencia al asunto de los “titiriteros” que representaron en Madrid “La bruja y San Cristóbal”, obra considerada como que de apología del terrorismo, y por la que dos de sus actores han sido encarcelados.
 
A quienes no hemos visto la obra nos es difícil juzgar si el contenido es punible o no, pues sólo las opiniones vertidas a través de los medios y redes sociales permiten hacerse una composición de lugar y, atendiendo a quien hace la valoración y a la credibilidad que le merezca a cada uno, opinar si la detención de estos actores está o no justificada.
 
Solo existe una condicional en este tema: si la obra enaltece el terrorismo y la violencia, como parece ser que dictaminan las autoridades, los autores están cometiendo un delito tipificado y, por consiguiente, merecen que caiga sobre ellos todo el peso de la Ley.
 
Si es así, en un estado de derecho, nada ni nadie debería apelar a la libertad de expresión para condenar la detención de estos “titiriteros”, pues sería tanto como entender de ejercicio de la libertad cualquier acción de apología a la violencia y al terrorismo que, salvo algunos descerebrados, todos condenamos con rotundidad, sin olvidar tampoco el agravante de que el espectáculo iba dirigido a niños, pudiendo incidir negativamente en ellos por su alta permeabilidad.
 
Entiendo que quienes no han luchado por la libertad de expresión, no valoren la posibilidad de ejercitarla, pero es inaceptable que se juegue con ella de manera tan frívola como se está haciendo en el caso que nos ocupa olvidando que, como decía Gabriel Celaya, “la palabra es un arma cargada de futuro”, pero como arma, hiere o puede herir.
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada