dimarts, 12 de gener de 2016

Soberanismos: la gata Flora, “si se la meten chilla, si se la sacan llora”

Imaginemos la foto de Carme Forcadell ante el Felipe VI informándole, de que Carles Puigdemont será investido como nuevo President de la Generalitat de Catalunya.
 
Esa imagen hubiese dado paso a múltiples interpretaciones, dependiendo desde qué ámbito soberanista se hicieran, porque es desde el soberanismo de Madrid o de Barcelona de donde partirían, y es en ese soberanismo arcaico a veces casi provinciano, donde la pleitesía y el vasallaje adquieren su máxima expresión.
 
“Catalunya hinca la rodilla ante España” o “la en este momento máxima exponente institucional de Catalunya rinde pleitesía al Rey de España”, hubiesen podido ser pie de foto para más gloria soberanista de Madrid, del mismo modo que añadiendo la palabra “obligatoriamente o dictatorialmente”, hubiesen podido también utilizarse desde Catalunya.
 
El hecho de que Felipe VI no dé pie a ese encuentro, elimina la incomodidad que representa esa situación para uno y para el otro, pues para el Rey de España no sería agradable recibir a quien ya ha manifestado que quiere romper su “reino”, y para Carme Forcadell y lo que representa, tampoco sería de bien llevar demostrar vasallaje a aquel a quien se sataniza y de quien se quiere “desconectar”.
 
Sinceramente creo que es una postura inteligente, con independencia de quien haya partido, aunque me gustaría pensar que ha sido una decisión consensuada por responsabilidad, como mínimo para no incrementar una tensión de manera innecesaria, y en clara demostración de que el diálogo y la negociación todavía pueden tomar el protagonismo.
 
Pero claro, viendo las críticas y comentarios provenientes del “soberanismo” catalán recriminando un supuesto “menosprecio” a Catalunya por parte de Felipe VI, me venía a la memoria aquello de la gata flora, “que si se la meten chilla, y si se la sacan llora”, pues estoy convencido de que si se hubiese producido una gráfica y mediática demostración de pleitesía de Carme Forcadell hacia el Rey, tal y como parece marca el protocolo, las manifestaciones airadas también hubiesen existido.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada