dimarts, 25 d’agost de 2015

27-S. Sentimientos Vs. Principios (2)

Personalmente en este tema no me mueven los sentimientos, ni tan solo los principios, por ello mis actuaciones han respondido al pragmatismo convencido que, desde mi responsabilidad, estaba actuando correctamente.
 
Por ello, con el simple ánimo de salir al paso de según qué comentarios, insinuaciones o descréditos que puedo entender responden al interés de justificar al actual Grupo Municipal Socialista, que no creo necesite, o a un desconocimiento interesado de la actuación del anterior Grupo Municipal del que he formado parte durante 8 años y del que durante los últimos 4 he sido portavoz, quiero hacer un repaso a modo de reflexión interna, de las actuaciones que sobre este tema y de manera también torticera, se intentan ahora utilizar para justificar posicionamientos y acciones contra el movimiento independentista al que algunos, desde el PSC, quieren combatir por la vía de la confrontación, y que estoy convencido es una mala estrategia de cara al 27-S.
 
Por puntualizar:
 
Es cierto, fuimos pieza clave, y así se reconoce, para que la estelada ondease un 11 de septiembre (en el 2009 si no recuerdo mal) en uno de los mástiles del Passeig del Mar. La alternativa era perder una votación y que esta bandera presidiese el edificio del Ayuntamiento, generando una proyección mediática innecesaria.
 
Es cierto, también fuimos clave para consensuar autorizaciones, y que el movimiento del “Guíxols decideix” pudiese utilizar instalaciones municipales para hacer sus consultas. La alternativa, una confrontación mediática incontrolada y que los permisos hubiesen sido tramitados y concedidos igualmente.
 
Es cierto, como portavoz defendí la entrada de Sant Feliu en l’AMI, después de haber consultado con la dirección del PSC. Cabe decir que la entrada se hubiese hecho efectiva igualmente, aunque la negativa del PSC hubiese dado lugar a una proyección mediática incontrolada y, posiblemente, perjudicial. Además, sigo pensando que la estrategia inteligente del PSC, hubiese sido que sus regidores hubiesen actuado como representantes de los Ayuntamientos adheridos a esa asociación. Aquí debo reiterar que esta decisión fue con la aquiescencia de la dirección del PSC.
 
Es cierto que nunca he apoyado mociones soberanistas o independentistas, como se puede comprobar, y siempre he justificado mi voto en ese sentido; a nivel colectivo si ha existido unanimidad en el seno del Grupo Municipal o sino a nivel personal; del mismo modo que también es cierto que si otros miembros del GMS optaron por votar en otro sentido fue fruto de una decisión personal que también, en algún caso, respondía a una indefinición que hasta por el propio PSC ha sido reconocida.
 
Posicionamientos y acciones actuales al margen, es cierto que a pesar de que la soberanía y la independencia fueron el detonante para que dos regidores, creo que por sentimientos y principios de los que el PSC era conocedor, optasen por dejar la militancia del PSC (yo la dejé posteriormente por otros motivos totalmente diferentes), opino que la decisión del PSC para no forzar una ruptura y que se continuase trabajando como Grupo Municipal fue la acertada, aunque después no fuese rentabilizada eficazmente.
 
Parto de la base de que todas las comparaciones son odiosas, e intentar menospreciar a unos para ensalzar a otros no creo que sea el camino correcto, ya que lo único que provocará serán reacciones que fomentarán una tensión que incrementará la que sufriremos a partir del día 28-S.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada