dissabte, 13 de juny de 2015

Acuerdos de investidura. ¿Fraude electoral?

Hoy serán más de 8000 municipios del Estado español los que constituirán sus ayuntamientos, y también hoy más de 8000 alcaldes serán investidos como tal.

Una parte de ellos hoy podrán recibir la “vara de mando” y a cambio, ratificarán su compromiso con la ciudadanía a través del programa con el que concurrieron a los comicios electorales, a manera de hoja de ruta para toda la legislatura (eso solo puede hacerse bajo mayorías absolutas, que pocas hay); y otra gran parte recibirán ese “cetro” mostrando  un “acuerdo de Gobierno” fruto de necesarios pactos con otras fuerzas políticas que, “a priori”, les permite afrontar una legislatura con estabilidad.

Pero ha surgido otro volumen importante de alcaldes, por lo que aparece y anuncia la prensa, que serán investidos bajo una figura que, a mi modesto entender, roza el fraude electoral, como es la de aquellos que hoy solo van a poder mostrar un número de votos prestados por otros partidos que, bajo un denominado “acuerdo de investidura”, les permitirá recibir la preciada enseña.

Claro, aquí no hay compromiso de ningún tipo; no hay una hoja de ruta marcada con propuestas serias; aquí no se sabe cuáles serán los objetivos del nuevo Gobierno y de qué manera se articulará ese ejecutivo para alcanzarlos. Aquí solo hay buenas intenciones y una interpretación torticera de la voluntad de la ciudadanía.

De base, con los acuerdos de investidura, entiendo que a los ciudadanos y ciudadanas se nos ha usurpado el derecho a opinar sobre nuestras inquietudes o prioridades, prostituyendo el propio resultado de las Elecciones Municipales del pasado 24 de mayo cuando sí, legítima y democráticamente pudimos optar sobre lo que creíamos que mejor respondía y respondería a nuestros intereses.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada