dimarts, 17 de març de 2015

Con esa calaña no se puede aspirar a gobernar SFG

Se define como empresario, y el único esfuerzo conocido para que haya adquirido esa condición, ha sido el protagonizado por sus progenitores para concebirlo, para dar a luz o para comprarle un título de esos que se adquieren a golpe de talonario en escuelas extranjeras.

El despotismo con sus trabajadores o la precariedad aplicada a sus contrataciones, es comparable al nepotismo con el que él y sus secuaces han actuado cuando han podido ejercer algún “poder” municipal que, en absoluto, implica asunción de responsabilidad.

Y bajo el principio del “todo vale”, se permite el lujo de lanzar acusaciones sobre mi compromiso en la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras municipales para defender intereses personales, afirmación que por ser contrastadamente falsa solo puede hacerse desde la cobardía del anonimato virtual.

Pero no lo hace sólo, sino que se rodea de algunos babosos palmeros que le ríen las gracias esperando algún miserable mendrugo que, a modo de prebenda, les permita alcanzar un status laboral para el que han demostrado una incapacidad supina, motivo por el cual jamás han tenido aval para otorgarles crédito profesional alguno.

¡Voto a bríos! que lo han intentado por todos los medios a su alcance, utilizando el rastrerismo, el halago, la adulación o, en algún caso, hasta el chantaje más vil, por obviar algunas actuaciones de chicas oraldine, que conmigo tampoco han servido de nada.

Aún así no lo han conseguido, y al final no han tenido más remedio que meterse el “rabillo” entre las piernas y renunciar a sus ilegales pretensiones personales, erigiéndose ahora como paradigma de la pureza, cuando es la inmundicia la que ha marcado y marca sus habituales actuaciones.

Y en un normal aunque ilógico maridaje entre mal empresario y acólitos, ese egocéntrico personaje sólo podía acompañarse por estos “desertores del arao” que, de manera totalmente documentada y bajo el amparo del sindicalismo de clase (que no conocen ni practican), esperan ser sodomizados y conseguir que se hagan realidad las promesas que ahora ya les está haciendo.

Pero que no se equivoquen, porque la sonrisa histriónicamente falsa que exhibe de manera permanente ese creído “chico Martini” de la política local, no se alimenta del halago ni de la adulación a la que se presta, ni tan solo la mantiene pensando en la sodomización que con dolor (fuera vaselina) someterá a sus interesados seguidores, si no a aquello de “prometer hasta meter, y una vez metido, nada de lo prometido” con lo que acabará este proceso, que pone en evidencia la calaña de baja estopa que tienen algunos de los aspirantes a gobernar nuestra ciudad.

11 comentaris:

  1. Si usted conoce "ilegalidades " su deber es ir al juzgado, lo demàs es pura difamacion que sale gratis, con socialistas como usted asi nos va, ah no que usted ya no es socialista, usted ya no es "nadie".

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡He acertado! ya ha salido algún sodomizado o un sodomizador de los que hago referencia a defenderse..Y además seguro teniendo la conciencia intranquila, defendiéndose de alguna ilegalidad a la que seguro ha incurrido y que yo no he mencionado ni insinuado.y que si hubiese conocido hubiese denunciado.
      ¡Y lo hace desde el anonimato, claro!, asumiendo que él sí es un nadie, y no una persona. Sea usted persona (hombre o mujer, y de la cara).

      Elimina
    2. es usted que dice que hace despotismo con sus trabajadores. Como buen sindicalista save usted que el acoso laboral es delito. Tambien dice usted que sus pretensiones individuales son ilegales. Si ahora dice que no sabe nada me da usted la razon a mi, solo esta tirando mierda. Por cierto la sodomia puede ser un gran placer si se rrelaja, lo digo por que el partido que le ha dado de comer en los ultimos lustros le ha dado bien por culo, ya dira usted si va a ir con alguien o va a dedicarse solo al quintacolumnismo. No digo mi nombre por lo mismo que usted escribe burradas, por que me da la gana

      Elimina
    3. Querido enemigo anónimo. Para contestar a sus afirmaciones por orden. No sé por qué habla usted de acoso laboral. Solo le quiero recordar, porque parece que está usted muy enterado (o sea que debe ser un trabajador del Ajuntament de Sant Feliu afectado por un presunto acoso laboral, que el protocolo de acoso que rige en el Ayuntamiento fue impulsado por mi y que actua con total independencia. Si usted cree que no es así, su obligación es denunciarlo ante la autoridad competente. Desde luego yo no tengo ninguna pretensión ilegal, ni individual ni colectiva; eso se lo inventa usted. Yo de sodomía no entiendo; usted parece ser que sí. Y le puedo asegurar que a mi, mi partido como usted dice, jamás me ha sodomizado. Ni antes ni ahora. Y le puedo asegurar que yo jamás he comido de ningún partido político, Jamás! Y eso es fácilmente demostrable! Y usted, que actua desde el anonimato, me habla de quintacolumnismo?. Usted no tiene ni idea de lo que habla. Pero en fin, al parecer que es usted fruto de la frustración y la impotencia, y que el único analgésico que puede usar es la mentira y la acusación insinuosa, entiendo que solo pueda actuar tras la cobardía del anonimato.

      Elimina
    4. Usted no sabe leer.

      Elimina
  2. Señor Juanjo Gracia Cañadas, no me gustaría estar a su lado cuando explote, ufffff!!!! que asco...

    ResponElimina
  3. Sr. Juanjo, algun dia presentarà la seva senyora la documentació que es demana de ella?, ja estem farts de veure a la premsa històries d'aquestes, moltes gràcies..

    ResponElimina
  4. Sr. Juanjo, m’agradaria convidar-lo a sopar en el vaixell del Sr. Alcalde i donar-li per c...... a veure si així aprèn...Intentaré que el Sr. Alcalde ens ho deixi abans de les eleccions, no es preocupi...

    ResponElimina
  5. La veritat, senyors anònims, és que els hi donc les gràcies pels seus insults. Es desqualifiquen vostès mateixos i demostren clarament que és mouen per l’odi fruit de la frustració per no haver aconseguit alguna prebenda que m’ han demanat durant aquests anys. Per això, a mes de covardia, s’amaguen rere l’anonimat. Per cert, encare que ha vostè sembla agradar-li la sodomització, i per molt que ho aconselli, no ho provarè. Però li puc assegurar que respecto les seves inclinacions.

    I per ùltim, encara que vostè ja sap que la petció d’informació personal respon a altres interessos, s’ha de dir que les dades sobre la situació laboral de la meva senyora sòn pùbliques, estan al Butlleti Oficial de la Província, i aquesta teeballadora les va fer pùbliques tambè a les xarxes socials. Aixo és pot comprovar amb facilitat. El que demanen alguns sàtrapes mestres de la insinuació, sòn dades personals i privades; fins i tot matrimonials. Però clar, d’això no fan publicitat perque demostren la seva “calanya”

    Crec que si tenen alguna sospita el que han de fer es portar-ho al Jutjat, i evitar fer un innecessari mal personal i pūblic. Pero clar, hauria de donar la cara com una persona.

    ResponElimina