diumenge, 29 de juliol de 2012

A ella… de mi.

Es una manera como otra para evitar la frustración que puede acarrear la impotencia de no poder actuar con la contundencia que uno quisiera: Escribir desde el interior.

Como en este caso, subliminalmente, pero esperando que a quien va dirigido lo reciba con la intensidad del sentimiento con que ha sido escrito.


Sarnosa con piel ebúrnea,
con apariencia de beata,
novicia con himen roto,
pero dama sin prestancia.
Rimbombante pesadilla,
es arquetipo de nada,
cortesana de limosnas,
de ruindad demostrada.

Impura sangre nociva,
de vil y rastrera casta,
impía depredadora
de locura controlada.

Lasciva y repelente,
como escupinajo sin baba,
rata de alcantarilla,
que solo roe patrañas.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada