diumenge, 8 d’abril de 2012

El bueno, el feo y el malo

A veces haciendo zapping, trasladando con el mando a distancia un aburrimiento mecánico al decodificador, uno tiene la suerte de aterrizar en la emisión de algún programa o película que le despierta interés.

Es cierto que acostumbra a suceder muy pocas veces, por lo menos en mi caso, pero doy fe que ocurre.

La casualidad fue la banda sonora; me hizo recordar rápidamente que se trataba de un western antiguo, de mis años mozos, que reconozco haber visto en más de una ocasión y que, creo recordar, tenía grabado en una aquellas cintas de video que ahora ya no puedo visualizar por falta de reproductor. El bueno, el feo y el malo.

Una de las escenas de este film, de aquellos que calificábamos como “película del oeste”, que siempre me ha impactado es la de Elli Walach corriendo por un cementerio entre centenares de cruces, buscando un tumba que, en teoría, escondía el producto de un atraco.

Quizás los entendidos digan lo contrario, pero en mi humilde opinión como mero espectador, continua siendo simplemente magistral.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada