diumenge, 11 de març de 2012

Mercat o mercadillo

És comprensible que qualsevol canvi en el funcionament habitual d’una activitat generi recels i pors; i només fa falta tirar d’hemeroteca per a comprovar que a qualsevol ciutat a on s’ha intentat variar la ubicació o l’organització del mercat setmanal, s’han produït moviments discrepants per part dels marxants que, entenent que les modificacions poden ser perjudicials pels seus interessos, manifesten la seva disconformitat.

Aquest diumenge Sant Feliu de Guíxols aplicarà un nou disseny al mercat setmanal amb el clar objectiu de donar més amplitud visual i superficial al que és un dels punts de trobada dominical més importants de la ciutat, el Passeig del Mar, compatibilitzant una activitat comercial en la que participen més de 90 professionals, però alhora generant els equilibris necessaris que facin conviure a marxants, activitats comercials diàries i visitants.

Possiblement per entendre la justificació del canvi s’ha conceptuar la pròpia definició d’aquesta activitat, mercat o mercadillo, i un cop valorats elements tant importants com l’espai, l’entorn, la pacificació, l’accessibilitat i, fins i tot, la conjuntura econòmica i social que, no per ser generalitzada afecta de la mateixa manera a totes les poblacions, decidir quin és el model que millor respon a les exigències de la ciutat i dels seus ciutadans i ciutadanes, residents o ocasionals.

El “mercadillo” és sinònim de ganga o regateig, de venda de productes a menor preu o de menys qualitat que els que s’ofereixen a establiments tradicionals, d’aglomeració de gent, de venedors cridaners i de desorganització.

Aquesta és la visió d’una activitat com la dels mercats no sedentaris que no correspon a la realitat, perquè avui en dia, i per norma general, els productes que s’ofereixen en aquests mercats són similars en qualitat, i fins i tot en preu, als que es posen a l’abast dels clients en botigues i centres comercials amb la mateixa professionalitat.

El mercat, en canvi, és sinònim de seriositat, de qualitat, de diversitat d’oferta, d’amabilitat i d’atracció al visitant.

Vist això un s’ha de preguntar, què vol Sant Feliu, un mercat o un “mercadillo”?. La resposta és clara. Els interessos turístics i comercials de la ciutat passen perquè al Passeig del Mar es continuï desenvolupant el mercat dels diumenges, esponjós i accessible, que convidi al passeig i a la compra, i que sigui l’eina dinamitzadora no només pels professionals d’aquesta activitat, sinó per a tot el seu àmbit d’influència.

Si bé és cert que hi ha opinions contradictòries, manifestades legítimament, aquesta no és una decisió arbitrària ni un caprici no mesurat, sinó tot al contrari. La nova dimensió del mercat dominical de Sant Feliu de Guíxols és una aposta ferma i decidida, amb els dubtes lògics que sorgeixen quan s’afronta una novetat i que sempre poden provocar una rectificació, i que han de donar resposta al model de ciutat que volem, que generi sinèrgies positives i que sigui un veritable element de promoció econòmica col·lectiva.
(Article publicat Diari de Girona, 11/03/2012)

7 comentaris:

  1. http://es.wikipedia.org/wiki/Mercadillo

    ResponElimina
  2. Un mercadillo es un mercado ambulante que se instala generalmente al aire libre en uno o varios días determinados de la semana. Otros nombres alternativos son: mercado sobre ruedas, mercado al aire libre, mercado/feria de (las) pulgas, rastrillo, bazar, feria libre, zoco, pulguero, plaza, tianguis e incluso mercado de antigüedades, mercado persa, en los casos en los que en ellos se comercia con ese tipo de objetos.

    Esta modalidad de «venta ambulante» tiene muy distintas formas dada la gran variabilidad de estos mercadillos (y los productos que ofrecen) alrededor del mundo.

    Los mercadillos suelen situarse en lugares públicos o cedidos por el ayuntamiento de la localidad tales como plazas, avenidas, aparcamientos, etcétera.
    Mercadillo o tianguis en San Cristóbal Ecatepec (México).

    Los puestos suelen consistir en tenderetes que están formados por estructuras metálicas desmontables sobre los que se coloca un tablero a modo de mostrador. Sin embargo, también puede colocarse el género sobre mesas plegables o directamente en el suelo sobre mantas, cestas u otros recipientes. Los productos que se ponen a la venta son de lo más variado: productos alimenticios, prendas de vestir, productos para el hogar, plantas, abalorios, etc. Cada vendedor debe pedir su licencia de venta al ayuntamiento o delegación o municipio, pagar la tasa correspondiente y se le asigna un puesto determinado dentro del recinto.

    Los mercadillos gozan de gran aceptación popular por su fama de chollo o regateo, ya que venden productos a menor precio que en los comercios tradicionales. Las razones son variadas:

    Las tasas que pagan los vendedores por instalarse son menores que los comercios tradicionales.
    No tienen que hacer frente a gastos fijos como luz, agua, alquiler de local, aunque pagan un vehículo, normalmente un furgón, y sus gastos como el gas-oil etc. Hoy en día también les obligan casi todos los ayuntamientos a contratar un seguro de responsabilidad civil, pagar las tasas de ocupación de vía pública y de basura industrial, estar dado de alta en el censo de Hacienda y en la Seguridad Social y estar al corriente de los pagos.
    Suelen ser negocios unipersonales o familiares.
    Los artículos puestos a la venta suelen consistir en restos de serie, productos con tara o productos fuera de temporada, antigüedades, excedentes de fabricación que se han comprado directamente a los fabricantes. También venden artículos como cualquier comercio establecido con menor margen de beneficio para atraer el mayor público posible.

    A veces, se denomina también mercadillos a los mercados estables con una pequeña superficie de venta.

    ResponElimina
  3. Mercado, en economía, es cualquier conjunto de transacciones o acuerdos de negocios entre compradores y vendedores. En contraposición con una simple venta, el mercado implica el comercio formal y regulado, donde existe cierta competencia entre los participantes.

    El mercado es, también, el ambiente social (o virtual) que propicia las condiciones para el intercambio. En otras palabras, debe interpretarse como la institución u organización social a través de la cual los ofertantes (productores y vendedores) y demandantes (consumidores o compradores) de un determinado tipo de bien o de servicio, entran en estrecha relación comercial a fin de realizar abundantes transacciones comerciales. Los primeros mercados de la historia funcionaban mediante el trueque. Tras la aparición del dinero, se empezaron a desarrollar códigos de comercio que, en última instancia, dieron lugar a las modernas empresas nacionales e internacionales. A medida que la producción aumentaba, las comunicaciones y los intermediarios empezaron a desempeñar un papel más importante en los mercados.

    Una definición de mercado según la mercadotecnia: Organizaciones o individuos con necesidades o deseos que tienen capacidad y que tienen la voluntad para comprar bienes y servicios para satisfacer sus necesidades.

    ResponElimina
  4. La población de Sant Feliu de Guixols no tiene un ¨mercadillo¨ tiene un MERCADO, el cual los Domingos de cada semana dinamiza todo el comercio de esta población costera y ofrece un atractivo turístico por su ubicación. Prueba de esto es que si uno visita esta población los demás días de la semana, sea de noche o de día y se pasea por el paseo de mar podrá comprobar que no hay ambiente, el destino preferido es Playa de Aro. No quiera inventar usted algo que ya esta inventado desde hace miles de años y aunque usted tenga el derecho de equivocarse, no pretenda que ellos no lo tengan de que usted no se equivoque. Gracias.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sin ánimo de polemizar más de lo necesario,y desde el respeto a todas las opiniones, en absoluto se está planteando cambiar de ubicación el MERCADO de Sant Feliu, en mayúsculas, ni se está cuestionando tampoco el valor, como dinamizador comercial y de promoción turística que tiene el MERCADO dominical para la ciudad, sino todo lo contrario, ya que el planteamiento que se hace tiene como único objetivo mejorar en este sentido. El "derecho a equivocarme" no es más que una frase que se debe contextuar en el proceso de consensuación y de negociación que iniciamos desde enero y que implica, únicamente, asumir que si el planteamiento que se hace no surge el efecto deseado, aplicaremos otra distribución que colme las expectativas de TODOS los posbiles afectados. Solo quiero recordar dos cuestiones: no siempre el mercado dominical del domingo, como reconocen los propios profesionales, ha tenido la misma distribución que la de ahora y dos, que se han de compatibilizar los intereses, no solo de los 95 profesionales que desarrollan su actividad semana a semana, sino también de los 22000 ciudadanos de Sant Feliu.

      Elimina
    2. Sr. Juanjo Garcia yo soy uno de esos 22.000 ciudadanos de Sant Feliu a los que usted hace mención. Yo no he dicho en ningún momento que usted quiera cambiar de ubicación el MERCADO que se realiza los Domingos en el paseo de mar, sería un error muy grave por su parte realizar ese cambio, no creo que los ciudadanos de este pueblo se lo aprobáran, y en eso me incluyo a mi. Con todos mis respetos, perdone que no piense igual que usted me gustaría que usted dijera para quien cree que serán estas mejoras con ese planteamiento de poner el MERCADO con las paradas canviándoles totalmente el sentido, unas mirando al mar y las otras mirando a las terrazas de los restaurantes. Desde mi humilde punto de vista le diré que ese cambio solo puede benefiaciar a los paradistas que miran hacia las terrazas y a los restaurantes, a nadie mas...¿Y los demás paradistas Sr. Juanjo?. Acaso las demas, ¿no cuentan para usted?,¿ellos no pagan sus impuestos?. Yo, cada Domingo suelo ir con mi señora y mis hijos al MERCADO, por no ser diferente este Domingo fuimos de nuevo y pude comprobar que no se realizó, también pude comprobar hablando con los afectados sus inquietudes, como por ejemplo que no entienden el criterio que se ha utilizado para realizar todo este profundo cambio estructural. Si es cierto que también hicieron mención en lo que usted dice que si ese cambio no ofrece las espectatívas deseadas se buscaran otras formulas para que si las ofrezcan, recelan de esto porque si que es verdad y estará usted conmigo en que las palabras se las lleva el viento, yo creo que si esta cuestión estuviera por escrito tal vez la opinión sería diferente. Sr. Juanjo, yo como ciudadano que soy de este pueblo quiero que esto se arregle y todo siga su cauce normal lo mas pronto posible, porque Sant Feliu de Guixols pierde atractivo sin su MERCADO de los Domingos. Espero que usted como responsable del área de comercio lo entienda. No se lo tome a mal si le digo que somos los ciudadanos y ciudadanas de este pueblo los que votamos. Le pido que no me haga pensar que me equivoque cuando vote en las ultimas elecciones. Gracias.

      Elimina
  5. Le agradezo de antemano el respeto con el que plantea sus opiniones y,en ese sentido, le puedo asegurar que cualquier decisión que he tomado siempre, en cualquier ámbito de responsabilidad que he asumido, ha sido sin arbitrariedad, con el convencimiento de que lo que se hace es correcto, pensando en beneficio de los que represento y, en este caso, los ciudadanos y ciudadanas de Sant Feliu, de los 22000 (entre ellos yo también), con independencia de si han votado o a quien han votado.
    En el caso que nos ocupa, le puedo decir que el compromiso de rectificar si el plantemiento no colma las expectativas es firme y está totalmente documentado, tanto en la prensa, como en radio o televisión, y en documento firmado por el Alcalde de la ciudad.
    Le puedo asegurar que creo en el mercado de Sant Feliu, que estamos trabajando para mejorarlo en beneficio de todos, buscando los equilibrios necesarios para que nadie salga perjudicado y en el convencimiento de que lo que se plantea es lo mejor para la ciudad.
    Y también le puedo asegurar que no es mi intención equivocarme, si así fuere y pensase únicamente en las próximas elecciones lo mejor sería no hacer nada, pero entiendo que el deber y el compromiso obligan a afrontar acciones, aún a riesgo de caer en un error y deber rectificar.
    Gracias por sus comentarios

    ResponElimina