dissabte, 26 de desembre de 2009

David le corta a su padre los "cojonc..."


Como llegue tarde al cine, te corto los cojoncillos

Con esta frase David, de 13 años, le indicaba a su padre que era hora de marchar porque debía acompañarlo para poder llegar e ir al cine con sus amigos.

Si a esa edad, o a cualquier otra, a mi padre, con quien me unía una relación más allá de la típica padre – hijo, le hubiese hablado de esta manera, posiblemente la reacción hubiese ido por una vía diferente a la sonrisa condescendiente que vi en ese momento.

La verdad es que no se me hubiese ocurrido dirigirme a él de este modo, ya que el sentido de confianza plena que nos unía, el espíritu “coleguil” del que hacíamos gala orgullosa, discurría por otros derroteros diferentes.

En absoluto pretende ser una crítica ya que cada cual sabe o debería saber, y en este caso afirmo que es así, dónde está el límite entre la confianza y la falta de respeto entre las personas, sino una reflexión interna al cambio de actitud y de valores que hoy en día impera entre progenitores e hijos, totalmente diferente al que yo viví y al que he intentado inculcar a mi familia.

David MG le quería cortar los “cojoncillos” a su padre con “respeto”, de eso doy fe.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada